miércoles, 10 de febrero de 2010

LOS TABLEROS DE JUEGO DE SANTA CATALINA DE HINOJOSA (GUADALAJARA)

La fotografía que acompaña a este comentario, corresponde a parte del basamento pétreo original de la galeria porticada de la ermita románica de Santa Catalina de Hinojosa (Guadalajara). En la parte inferior de la misma, podemos ver con cierta dificultad, por su mal estado de conservación, un tablero de juego que corresponde al tipo de "alquerque de XII" y junto a él, grabado en otra piedra, apreciamos una serie circular de doce pequeñas cazoletas y en centro otra, que bien nos puede hacer pensar en que corresponden a un diseño geométrico perteneciente a un juego de tablero circular.
Esta información así como la imagen que reproducimos aquí, se la debemos a D. Arturo Salgado que trabaja en el Departamento de Historia de Arte de la Universidad de Castilla-La Mancha, a quien desde aquí agradezco su gentileza y colaboración desinteresada.
Sólo analizando la fotografía y deniendo en cuenta paralelismos posibles podemos apuntar lo siguiente:
Sobre el "alquerque de doce" aunque el estado de conservación es bastante malo y se observa que se encuentra muy desgastado por el tiempo y las pisadas consiguientes, le han dado una pátina que nos permite tan sólo hablar de surcos muy finos y posibles pequeñas cazoletas en algunas intersiciones de las líneas, sin poder concretar más sobre el tema. Las reglas de juego no serían distintas a las que conocemos para modelos semejantes.
Más problemático se nos presenta la piedra que posee las doce cazoletas dispuestas en círculo y alrededor de otra que está en su zona central. Tanto la superficie en la que fueron grabadas como el tipo de acabado de las mismas, denota un momento cronológico posterior al juego que tiene al lado. Por otro lado, es posible que en vez de una cazoleta en el centro, pueda tener más ( como puede ser otra que podemos ver debajo de la anterior. Sería recomendable la realización de un calco de papel para salir de dudas y tener el diseño geométrico completo, por lo menos el que ha llegado hasta nosotros.
También este detalle, de que tal vez posea más cazoletas, nos apunta que puede tratarse de tablero de juego a medio hacer o que por lo menos, lo que nos ha llegado, es un tablero de juego incompleto.
Por otro lado, revisando bibliografía sobre el tema, no hemos encontrado paralelos concreto sobre el mismo, pues la mayoría apunta a series de cazoletas dispuestas en horizontal y paralelas entre si, diferiendo tan sólo en el número par de las mismas ( de 6, 8, 10 ). Por ello, desconocemos las reglas de juego en si y la práctica del mismo. Lo que sólo podemos intuir es que lo jugarían dos personas.
Para finalizar, lo que si podemos apuntar, es que éste último se trata sin duda alguna de un tablero de juego, teniendo en cuenta la situación al lado del otro juego muy bien documentado como tal y las parecidas dimensiones que poseen los dos ( alrededor de 20 centímetros). Estudios futuros a realizar tendrán que darnos más información sobre este particular.