domingo, 21 de septiembre de 2008

LOS JUEGOS DE TABLEROS MEDIEVALES DE LA CATEDRAL DE OURENSE ( VII )

5.- PARALELISMOS

A la hora de buscas otras muestras de estos diseños geométricos, tanto en Galicia como en el resto de la península ibérica, identificados como tableros de juego, vemos que existen numerosos ejemplos, localizados en construcciones religiosas ( que es nuestro caso ); en edificaciones militares ( la mayoría en castillos roqueros, grabados en la roca base en que se asentó en su día, la fortaleza ) o en diferentes espacios públicos o privados, tales como en enlosados de plazas ( puntos reunión vecinal); en rocas cercanas a puentes ( relacionadas con la espera y el pago de portazgos); en las proximidades de los molinos de agua ( que nos hablan sin duda también del tiempo de ocio en esos lugares,..); etc..

Ciñéndonos a los tableros de juego medievales que podemos documentar en construcciones religiosas ( catedrales, iglesias parroquias o ermitas ), ubicadas en territorio gallego tenemos las siguientes:

En la misma ciudad de Ourense, en lo que fuera el antiguo palacio episcopal y hoy día museo arqueológico provincial, en lo alto de la pared que corresponde al citado museo arqueológico provincial ( que da a la esquina de la calle Hernán Cortés ), podemos ver debajo de la cornisa del edificio , un sillar granítico, que en uno de sus extremos, la representación de un “alquerque de nueve”. Debido a la situación en que se encuentra no podemos apuntar sus medidas concretas, pero en la fotografía realizada por el fotógrafo Fernando del Río, se puede ver claramente los tres figuras cuadrangulares que caracteriza este tablero y sus líneas de unión entre si, que salen de la zona intermedia de sus lados. También hacer notar que el cuadrado más interno tiene una pequeña cazoleta en el centro. Podemos igualmente, que al estar fragmentado el sillar por este lugar, el diseño no ha llegado completo a nosotros y nos hace pensar que el grabado ocupaba el centro del sillar y al ser reutilizado y una vez perdida la función del mismo, fue roto por ese lugar.

Algo similar nos ocurre en la iglesia de Touza, en la parroquia ourensana de Taboadela. Aquí también tenemos, en el muro exterior norte, un sillar reutilizado en la construcción de la citada pared, de unos 33 centímetros de ancho no pudiendo determinar su longitud pues está fragmentado, en el que vemos un tablero de “alquerque de nueve”, el cual no podemos medir con exactitud por no poder acceder al mismo, pero el cuadrado más externo, mide unos 30 centímetros. Por desgracia los grabados se encuentran muy erosionados y en muy mal estado de conservación.

Continuando en la provincia de Ourense, en dos bellos ejemplares de iglesias románicas también tenemos documentados varios juegos de tableros. Así, en la iglesia de Gomariz, en la bancada exterior que está adosado a su muro sur, vemos muy bien grabado un tablero de alquerque de nueve, cuya figura cuadrangular exterior mide aproximadamente 24 centímetros de largo por 18 centímetros; la intermedia unos 15 centímetros por 10 centímetros; y la final, muy pequeño, con tan sólo 10 centímetros por 5 centímetros.

Tenemos luego varios tableros de juego en la iglesia de Santa Mariña de Aguasantas, en el municipio de Allariz: en la base de una gran columna podemos apreciar el diseño de un interesante diseño geométrico que podemos identificar como un tablero de los conocidos como “de tres en raya”, para jugar al “pai, fillo e nai, que unos autores denominan “alquerques de cinco”. Nos viene dado pues, por una forma cuadrangular de cuyas esquinas y centros de sus lados, salen líneas rectas y se cortan en el centro de la misma. Luego en una bancada adosada al muro sur, por su parte interna, podemos ver el mismo diseño repetido. En ambos casos, los tableros poseen una pequeña cazoleta central bien visible.

Por último, también en la misma bancada tenemos grabada otra figura cuadrangular que tan sólo posee dos trazos rectos que saliendo de sus esquinas se cruzan en el centro. Posiblemente pueda tratarse de una variación más sencilla del anterior juego.

Aunque el grado de conservación es bueno, las figuras poseen restos de un antiguo encalado, que debió de cubrirlos anteriormente, en obras realizadas en la iglesia hace años.

Como novedad adelantamos que pudimos localizar ya en el exterior del templo, un tablero de “alquerque de nueve”, cercano a la fachada principal y a su puerta, pero que al estar tapado por un elemento constructivo religioso pétreo (adosado a la citada portada), lo vemos parcialmente, pero nos presenta los tres cuadrados y una cazoleta en su zona central. Existe la evidencia de otros tableros de juego en las proximidades que espera el estudio correspondiente, que llevaremos a cabo en breve.

Ya en la vecina provincia de Pontevedra tenemos varios localizados. En la catedral de Tui, hemos podido documental tres “alquerques de nueve” (en pequeña bancada en su muro sur; en las escaleras que en la actualidad dan al cimborrio; y por último en la sala capitular, situada en el claustro de la catedral). También se estudio en la bancada norte de la catedral, un original diseño del “tres en raya” que aquí lo vemos englobado por una gran forma elíptica y que podría estar hablándonos de otra modalidad de este mismo juego. Finalmente y cercano al anterior, en la misma bancada pero a su izquierda y en muy mal estado de conservación, tenemos un “alquerque de doce”, junto a otras piedras que ofrecen antiguos grabados que podrían estar indicándonos otros tableros de juego que no han llegado, por desgracia, hasta nosotros.

Reutilizados en la construcción de otras edificaciones religiosas en Pontevedra, tenemos los siguientes: un “alquerque de nueve” en la ermita de Nosa Señora da Renda en la parroquia de Combarro (Poio); otro “alquerque de nueve” en la iglesia parroquial del Divino Salvador de Poio; y por último, en la ermita ubicada en la famosa “Carballeira de San Xusto” en Cotobade, una sencilla figura cuadrangular con dos líneas verticales que se cortan en su zona central y que podrían corresponder a un simple “tres en raya”.

El tablero que podemos observar perfectamente, se encuentra reutilizado en la pared interna de la primera ermita, está completo, representado perfectamente la figura de un cuadrado (poco frecuente en estos casos, pues las medidas de sus lados, siempre son desiguales y dan origen a figuras más bien cuadrangulares ) y sus medidas son: el cuadrado más externo mide 23 centímetros de lado; el intermedio, 17 centímetros; y el último que posee, una pequeña cazoleta central, tan solo mide 11 centímetros.

En el caso del tablero de juego de la iglesia de Salvador de Poio, el sillar reutilizado en el que se haya grabado, está en la pared externa de su muro sur. Por estar fragmentado dicha pieza por el lado que posee los grabados, sólo podemos dar con certeza, la medida del lado de la figura cuadrangular más interna que son unos 14 centímetros aproximadamente.

Por ultimo, aún dentro de la provincia de Pontevedra, en la ermita de la famosa Carballeira de San Xusto de Cotobade, dedicada al citado santo y también a San Castor, podemos ver en la bancada exterior que posee en el atrio, hacia el lado izquierdo, una figura cuadrangular con dos líneas rectas que la cortan en su zona central y que podría tratarse de un sencillo tablero para jugar un “tres en raya” muy rudimentario, variación simple de la forma que conocemos para desarrollar este juego.

En la provincia de A Coruña, sólo tenemos constancia de un “alquerque de cinco” o de los denominados “tres en raya”, en una edificio religioso en Santiago de Compostela. La novedad aquí, radica que el diseño nos viene dado por pequeñas cazoletas colocadas en línea recta, formando tres grupos de tres. La información de este inédito juego de tablero, se la debemos a D. Fernando Alonso Romero, a quien le damos las gracias por su colaboración.

Hasta la actualidad no tenemos documentado ningún tablero de juego en la provincia de Lugo pero pensamos que futuros estudios de campo, darán resultados positivos por las numerosas construcciones religiosas que “a priori”, pueden poseen este tipo de grabados objeto de estudio.

Nota.- Ilustramos este comentario (de ariba a abajo) con: detalle del "alquerque de nueve" existente en una piedra reutilizada en el antiguo palacio arzobispal de Ourense (fotografía de Fernando del Río); uno de los tableros de juego de la iglesia de Aguas Santas, localizado en una base de columna de grandes dimensiones; el "alquerque de nueve" de las escaleras de la catedral de Tui; y por ultimo, un detalle del "alquerque de nueve" grabado en una piedra reutilizada en el muro sur de la iglesia de Nuestro Divino Salvador de Poio (Pontevedra).