miércoles, 14 de octubre de 2009

LOS TABLEROS DE JUEGO MEDIEVALES DE SAN MIGUEL DE FUENDIDUEÑA ( SEGOVIA )

En la provincia de Segovia poseemos, posiblemente hasta la actualidad, el conjunto mayor de tableros de juegos (de diferente tipología), localizados en una iglesia románica. Se trata de la iglesia de San Miguel de Fuentidueña, cuya construcción podemos datar hacia el siglo XII.
Así podemos ducumentar alquerques de tres, de nueve y de doce, así como otro tablero que nos viene dado por un agrupamiento de cazoletas.
En diversos muros de la bella galería porticada que poseee esta iglesia, podemos contar hasta cinco tableros de juego de alquerque de tres, destacando uno de ellos, por poseer en todas las intersecciones una cazoleta, que también existe en su zona central.
Son cuatro los tableros que podemos clasificar dentro de los alquerques de nueve, alguno de ellos superpuestos entre si y otros conservar parte de su grabado original, poseyendo mala conservación. Es curioso señalar que de uno de ellos, sólo podemos ver la mitad, pues la otra, quedó debajo de una columna posterior.
Sólo se localizó un alquerque de doce, en un fuste de una columna de la galería, pero de reducido tamaño, que por estás dos circunstancias, nos plantea un problema sobre su funcionalidad, aspecto este común en otros casos y que ya hemos comentado en su momento, pero que nos habla de la doble función que podrían poseer estos diseños, en ocasiones considerados como tableros de juego, pero que por su tipología, se pueden asociar a un simbología religiosa determinada.
Por último, tenemos varios tableros que nos vienen definidos por diversos agrupamientos de pequeñas cazoletas, que diseñan un espacio rectángular o cuadrado. Se localizan en varias de los sillares graníticos que forman el antepecho de la galería norte y otro lo podemos ver en una de las gradas de acceso al recinto. El mejor conservado, nos muestra cinco hileras de cinco cazoletas cada una de ellas, formando un diseño rectángular.
Ilustra este pequeño comentario, una magnífica fotografía de un "alquerque de nueve" de mi amigo, R. Alarcón Herrara, tomada de uno de sus interesantes blogs, titulado laberinto románico, que planteó ya en algunos de sus comentarios el tema de los tableros de juego y su finalidad y posee varios publicaciones sobre el tema. Desde aquí, recomiendo dicho enlace, por su especial interés.
También podemos ver en una tabla, la tipología de los diversos tableros de juego comentados y la diferencía existente entre si y cada uno de ellos. Para los que no están habituados con el tema decir que del 1 al 3, corresponden a "alquerques de tres"; del 4 al 6, a "alquerques de nueve"; el 7, es un "alquerque de doce"; y finalmente, el 8, nos presenta la agrupación de cazoletas que forman un diseño rectángular