domingo, 13 de abril de 2008

LOS TABLEROS DE JUEGO DEL CASTILLO DE TRUJILLO ( CÁCERES)

Deseando conocer de primera mano los numerosos tableros existentes en la provincia de Cáceres, gracias a la publicación de Antonio González Cordero, hace unos días me acerqué a la bella ciudad de Trujillo para disfrutar unos días de ocio y trabajo. Desde este punto, fui visitando una serie de monumentos que poseen grabados de tableros de juegos, que iremos analizando desde estás páginas en días sucesivos.
Conté con la inestimable colaboración ya desde el principio, de D. José Ramos Rubio, Cronista Oficial de la Ciudad y la imprescindible ayuda de Josiane Polart Plisnier, guía oficial, que me acompañó en mi recorrido por la ciudad, enseñándome los lugares en donde están documentados tableros de juego y facilitándome con ello mi labor de catalogación.
Aunque dentro del término municipal de Trujillo, tenemos diversos tableros, empezaremos hoy por los que proceden del castillo que de forma soberbia se alza sobre la ciudad y domina toda la extensión que se levanta a sus pies.
En este castillo, construido por los árabes, posiblemente encima de restos de un emplazamiento romano y ampliado por la Corona de Castilla, fue protagonista de múltiples episodios tanto en tiempos de guerra como de paz y por el que pasaron personajes históricos tan importantes para nuestra historia como los Reyes Católicos.
Poseemos en la actualidad dos tableros de juegos catalogados y que fueron localizados en el recinto de la fortaleza amurallada. Uno aún se encuentra hoy día, "in situ", en una de las escaleras que suben a la parte alta del mismo y el otro, está depositado en una dependencia municipal y según las fuentes, fue localizado ya hace algunos años formando parte de la muralla de la fortificación. Uno corresponde a un "alquerque de nueve" y el otro, a un "alquerque de doce".
El tablero de juego de "alquerque de nueve" como mencionamos se encuentra en un peldaño de una de las múltiples y pequeñas escaleras que se localizan dispersas por la parte superior del castillo. El juego, que corresponde a la tipologia tradicional de tres cuadrados concéntricos, con la parte intermedia de sus lados unidos entre si, se conserva peor por la zona alta e izquierda del mismo, pues es por esa parte por donde es pisado continuamente por el público, pues hacia el lado izquierdo se localiza un muro, que las personas por lógica, evitan en su subida. Más que varios cuadrados concéntricos, tendríamos que hablar de varias figuras cuadrangulares, pues sus lados son desiguales. Así la primera de ellas, posee una medidas de 32 X 28 centímetros; la intermedia, 24 X 21 centímetros; y la última, 15 X 16 centímetros, aproximadamente. Como mencionamos, su estado de conservación es bastante deficiente, por las causas apuntadas, pudiéndose observar los grabados que lo forman con bastante dificultad y otros se han perdido.
El tablero de juego de "alquerque de doce", fue encontrado hace tiempo como ya apuntamos, formando parte de la muralla, posiblemente siendo el sillar en el que se está grabado reutilizado para la construcción o ampliación de la misma. El diseño geométrico lo podemos ver en uno de los extremos del citado sillar pétreo, siendo su sección bastante plana y rectangular. El cuadrado posee unas medidas de 25 X 25 centímetros y es interesante observar que posee en la mayoría de las intersecciones de su interior, pequeñas cazoletas, destacando la ubicada en su zona central. El surco de grabado es fino, a diferencia del que hablamos anteriormente.
La conservación es bastante buena, aunque la piedra necesitaría una urgente limpieza de los hongos y líquenes que cubren la superficie grabada.
Nota.- En las imágenes, arriba, una vista parcial de la parte alta del castillo; en el centro, el "alquerque de nueve" de las escaleras"; y por último, el sillar con el "alquerque de doce" procedente de las murallas de las fortaleza y hoy día custodiado en una dependencia del ayuntamiento de la ciudad de Trujillo.