martes, 21 de julio de 2009

TABLEROS DE JUEGOS: ORÍGENES, FUNCIONES,...




“Apunta Johan Huizinga que en el mito y en el culto es donde tienen su origen las gran­des fuerzas impulsivas de la vida cultural: derecho y orden, tráfico, ganancia, artesanía y arte, poesía, erudición y ciencia. Todo esto hunde sus raíces en el terreno de la actividad lúdica. Esta idea fue ya muy aceptada en el siglo XVII cuando surgió el gran teatro secular. Los poetas compararon al mundo con un escenario en que cada uno desempeña o juega su papel. Los fines a los que sirve el juego están más allá de los intereses directamente materiales o de la satis­facción individual de las necesidades vitales. Como actividad sacra el juego puede servir al bienestar del grupo. El juego también agota su curso y su sentido dentro de sí mismo: comien­za y en determinado momento se acaba, se juega dentro de determinados límites de tiempo y espacio.

La presencia del juego desde la más remota antigüedad es evidente. Dioses, semidioses y héroes están ampliamente representados disputando algún tipo de partida en las mitologías de la antigüedad. De Egipto, Platón aseguraba que Thot, el dios lunar de la escritura y del cál­culo del tiempo era el inventor de un juego. En Grecia, Zeus sostiene la balanza de la justicia divina y los titanes juegan a los dados la suerte del mundo; en un una ánfora ática (siglo VI antes de Cristo) se ve a los héroes Ajax y Aquiles jugando en un juego de tablero. Homero muestra a los aspirantes a la mano de Penélope jugando mientras esperan a que ella tome su decisión: y en una tessera que reproduce la escena de la retención de la armada griega por vientos contrarios en Aulis, se ve a Eurípides y Protésilas disputando una partida. La mitología ger­mánica conoce también juegos de dioses sobre tablero. Cuando se ordena el mundo, se reú­nen los dioses a jugar a los dados y. cuando vuelvan a nacer después de su destrucción, los Asa rejuvenecidos volverán a encontrar el tablero do oro que poseyeron antes.

La importancia del juego más allá de lo lúdico lo demuestra la presencia de tableros en tumbas como sucede en Egipto, donde en una tumba del 1800 antes de C. los arqueólogos encontraron fichas y un tablero fragmentado. En la tumba do Tutankhamon. se rescató un tablero y fichas do un juego denominado "senet". Más datos sobre tableros en Egipto, los aporta la presencia de un león y otro animal jugando una partida sobre un tablero.

Como vemos desde antiguo tenemos referencias de juegos sobre tableros, ya en Mesopotamia se encontraron numerosas tablillas de arcilla cocida, con impresiones geométri­cas que se han interpretado como tableros.

Pero las referencias más interesantes para nosotros provienen del mundo grecorromano. Los griegos y los romanos han conocido numerosos juegos de fichas y/o peones de los que nos han llegado sus denominaciones: Grammismos, Duodecim Scripta, Latrunculi, Pentegramma o Petteia. Las clases acomodadas disponían de tableros de dos caras útiles al estilo do los que se manejan actualmente (para jugar a la ajedrez y las damas, por ejemplo), es decir, por una cara se podría jugar al latrunculi y por otra al dúo-decim scripta, de forma que con solo darle la vuelta al tablero se podría cambiar do juego. Algunos tableros estaban hechos de materiales nobles. El día que Pompeyo celebra en Roma su tercer triunfo, hace pasear solemnemente por las calles de Roma, un tablero procedente del botín adquirido en Oriente Medio, con unas dimensiones de 0.90 metros x 1.20 metros. Personajes tan conocidos del mundo romano como Cicerón, se escandalizaban porque en las escaleras de la Basílica Julia, lugar donde se impartía justicia, en dicha época, situada en pleno foro, se encontraran siempre llenas de gentes concentradas en torno a los tableros allí existentes, jugando y apostando”. Hoy día el que se acerca por dicho lugar y sabiendo lo que quiere encontrar, aún pude localizar algunos de estos tableros de juegos que permanecen mudos al paso del tiempo….

Nota.-Este comentario, reproduce, con alguna variante, el texto que sirvió de introducción al libro que publicamos en 1997, titulado “Los juegos de tablero en Galicia. Aproximación a los juegos sobre tablero en piedra desde la antigüedad clásica al medievo”. Ilustran este comentario las siguientes imágenes:Reproducción de un tablero y sus fichas correspondientes, del Museo Británico procedente de Oriente Medio, encontrado en una tumba de la antigua ciudad de Ur (Sumeria), en los márgenes del río Eufrates, de hace 4.500 años de antigüedad; a continuación, dioses egipcios juegan al “senet", en una pintura de hace 3.000 años; y por último, detalle de una ánfora griega de mediados del siglo VI antes de Jesucristo, en la que se ven a los héroes Aquiles y Ulises jugando una partida sobre un tablero de juego .Encabeza dichas ilustraciones una vista parcial de restos de las escaleras de la basílica Julia en el Foro de Roma, en la que se pueden apreciar, aún en la actualidad, parte de tableros de juegos, a los que menciona Cicerón, en alguno de sus escritos. Ya saben, en el próximo viaje a Roma, hagan una vista a las ruinas arqueológicas del antiguo Foro romano, lleguen hasta donde se encuentra lo que queda del citado monumento, y pueden contemplar varios juegos de tableros grabados en mármol, de variada tipología: formados por cazoletas, circulares, cuadrados, reticulados, ¡suerte!

.