sábado, 26 de noviembre de 2011

LOS JUEGOS DE TABLERO DE ÁVILA (II)

LOS TABLEROS DE "ARQUEQUE DE IX" Y DE " ARQUERQUE DE XII"
Para localizar el único tablero de "alquerque de IX" que se registra hoy en día en Ávila, nos tenemos que ir hacia las afueras de la ciudad, direccióna la la iglesia de San Nicolás de Bari, que aunque sus orígenes se remontan al siglo XII ha sufrido numeroas reformas, que hace que sólo conserva pocos elementos de esa época medieval.
En concreto se encuentra en un sillar reutilizado de la cara este de su alta torre. Recordaremos que este tipo de tablero nos viene dado por tres cuadrados concéntricos, uno dentro de otro, unidos por sus mediatrices. Está grabado en un bloque de arenisca, que corresponde a la octava hilada de este tipo de material. La medida del lado del más externo, es de unos 30 centímetros y del más interno, de tan sólo 15 centímetros. En sus intersecciones se pueden ver pequeñas cazoletas. El estado de conservación es bantante malo.
Logicamente nos encontramos ante un tablero reutilizado, que procedía de otra construcción o de la misma, pero correspondiendo a una arquitectura posterior. Por lo mismo, podríamos datarlo por lo menos hacia el siglo XII.
Poseemos numerosos casos semejantes, por toda la península ibérica. La reutilización de estos sillares en nuevas edificaciones, ha planteado diferentes hipótesis, que van desde la decorativa, en donde el cantero o maestro de obra, le gusto el diseño de la piedra y la dejó de forma que pudisese ver vista, a otras que plantean, que aún sin dejar de haber sido un tablero de juego en sus orígenes, el diseño geométrico en si, podría estar representado una simbología que su significado hoy se nos escapa o plantea a su vez, numerosas teorías.
A unos 15 kilómetros al suroeste de la capital, podemos ver el único tablero de "alquerque de XII" que tenemos documentado en la provincia, en la localidad de Riofrío. Recordemos que el tipo de diseño geométrico que presenta este tablero de juego, nos viene dado por una forma cuadrangular que posee en su interior cuatro cuadrados adosados, con diversas diagonales, componiendo una figura final de treinta y dos triángulos.
Lo podemos ver en un gran bloque aislado, de granito, a un kilómetro y medio del pueblo, más concretamente a la izquierda del arroyo existente en la zona y muy cerca a una pequeña casa. Se encuentra grabado en un extremo de la citada roca, que posee una superficie ligeramente inclinada y junto al mismo, podemos observar varias cazoletas (una de mayor tamaño que las otras), que pudieron servir para depositar las fichas de juego.
Finalizo este comentario, con unas palabras de Mariano Serna sobre este tablero, que no dejan de ser interesante, para tener en cuenta en otros hallazgos similares: "Lo sorprendente en este caso es que la roca está total y absolutamente limpia de musgos y líquenes y además, extraordinariamente desgastada, misterio que se aclaró cuando se me informó que ello es debido al hecho de verter sal sobre ella para que la laman las vacas cuya áspera lengua produce el resultado referido".
Por la ubicación del tablero, nos hace pensar que fue realizado y utilizado por personas cercanas al lugar y que practicaban algún tipo de pastoreo, tomando este lugar, como punto de descanso y recreo, para pasar el tiempo jugando, a la vez que vigilaban el ganado. Casos similares los poseemos en diversos lugares de nuestra geografía y su cronología va desde épocas medievales hasta el siglo XVIII .
Nota.- En las imágenes que ilustran este comentario, de arriba hacia abajo, vista general del "alquerque de XII" de Riofrío; a continuación, detalle del tablero de "alquerque de IX" de la iglesia de San Nicolás y luego una foto más ampliada, mostando parte de la torre en la que se encuentra reutilizado; y finalmente, un detalle del tablero de Riofrío.