sábado, 26 de noviembre de 2011

LOS JUEGOS DE TABLERO DE ÁVILA (I)

TABLEROS DE JUEGOS DE GRUPOS DE CAZOLETAS O "ALQUERQUES DE III"
Iniciamos con esta primera entrada, un breve exposición sobre los tableros de juegos de Ávila, que no sería posible sin la colaboración desinteresada de nuestro amigo y gran investigador, Mariano Serna, al que le debemos toda la información que vamos a dar sobre este tema, así como las fotografías que ilustran este trabajo.
Analizamos ahora aquí, los grabados en piedra consistenten en pequeñas cazoletas, dispuestas en series formando formas cuadaras o retángulares y que nos definen lo que conocemos como "alquerques de III". En su mayoría son de la tipología más corriente, pero en algunos casos, otros grabados que forman parte del diseño geométrico, lo hacen más complejo y sin duda, nos están dando pistas para pensar que se trata de una variante del mismo u otro semejante.
En la segunda entrada, analizaremos los tableros de juegos correspondientes a los denominados "alquerque de IX" y "alquerque de XII". Para finalizar, en la última entrada de esta peqeuña serie, tenemos un "anexo fotográfico" para ilustrar mejor el tema y aprovechar también, el material gráfico que aportó Mariano Serna.
Sin más preámbulo, vamos a analizar los tableros que incluímos en el primer grupo: los "alquerques de III".
En el templo abulense de San Pedro, concretamente en su zona sur y este, tenemos referencia que había más de una docena de tableros de juego, que por desgracia no se conservan en la actualidad la mayor parte de ellos. La mayoría nos venían dados por nueve pequeñas cazoletas, colocadas en tres líneas de tres. Formaban una figura cuadrangular, pero no estaban unidas entre si. Los tableros mayores medían 6o centímetros de lado y los menores 30 centímetros.
LLaman la atención dos tableros, que se conservan aún hoy día, que Mariano Serna describe así: uno situado junto al contrafuerte izquierdo de la puerta sur, que presenta unos débiles canalillos que dibujan un cuadrilátero interior; y otro, mejor labrado, situado junto a la esquina suroeste del crucero, compuesto por dos cuadriláteros de 40x36 cm. el exterior y de 26x26 cm, el interior, girado noventa grados con respecto a él, constituidos por surquillos que unen las cuatro cazoletas extremas, el exterior; y las cazoletas medias, el interior. Completa la figura otro pequeño surquillo que une una cazoleta media con la central".
A este modelo de diseño geométrico, algo diferente a los que consideramos tradicionales o típicos, son a los que me refería al principio, que podrían tratarse de variantes sobre el mismo juego u otros tipos similares de juego. En Galicia, conocemos algunos modelos semejantes. Habrá que estudiar el tema.
Ya en la iglesia de Santiago, tenemos otro "alquerque de III", grabado en lo alto del muro que rodea el templo, a la izquierda del acceso norte del atrio. Las nueve cazoletas que forman el tablero, de diámetro mayor que las que nos encontramos en la iglesia anterior, forman una figura cuadrángular de unos 43 centímetros por 40 centímetros.
En la iglesia de San Vicente, existen varios tableros que ya fueron objeto de un comentario en este mismo blog. Se pueden ver grabados en las tumbas reutilizadas del banco adosado del pórtico. Aunque como comentamos en su día, se pueden observar restos de varios, uno de ellos nos llama la atención. Se sitúa a unos metros al naciente de la puerta meridional, y mide unos 40 X 50 centímetros la forma cuadrangular externa y 30 X 30 centímetros la interna. Es semejante, pero de mayor tamaño, a uno de los que hemos hablado de la iglesia de San Pedro.
Ya en la antigua parroquia de San Esteban, hoy ermita, situada en la calle Vallespín, se pueden observar dos "alquerques de III". El primero de ellos, en una gran losa de granito colocada en la puerta sur, mide unos 38 x 45 centímetros, pudiéndose apreciar hoy, tan sólo siete de las nueve cazoletas que poseía, siendo las que faltan, tapadas por el cemento que une ésta piedra con el escalón de acceso al templo. La superficie en donde fueron grabadas estas cazoletas, está muy eorisonado, por el lógica paso constante de las personas sobre ella, pero nos deja ver aún en la actualidad, que poseían un buen diámetro.
El segundo tablero, se localiza en un banco adosado al poniente de la entrada a la ermita. Las nueve pequeñas cazoletas, forman un cuadrado de 25 centímetros de lado.
Por último vamos a comentar los tableros de juego de la iglesia de San Bautista. Se trata de tres "alquerques de III", que se localizan sobre los bancos adosados existentes a ambos lados de la portada oeste de estilo gótico-renacentista, auque tan sólo uno de ellos, está completo. Mariano Serna nos los describe así: "El más interesante de ellos por encontrarse completo, se halla en el centro del banco del lado derecho -sur- de la puerta, el cual está constituido por las reiteradas nueve cazoletillas formando una figura sensiblemente cuadrada de 20x20 cm. lo que hace de él el más pequeño de los referidos hasta ahora. Además, del lado de la puerta y formando parte de él, se encuentra otra cazoletilla, ligeramente más grande que las otras, destinada probablemente a depositar en ella las fichas, bolitas, piedrecillas, etc...Junto al anterior tablero, un poco a la derecha, se encuentran cuatro cazoletillas unidas por unas pequeñas acanaladuras que, con toda probabilidad, constituyó en su día un nuevo alquerque parcialmente destruido hoy....Similar a los anteriores tableros, en especial al primero, debió ser el tercero situado sobre el banco del lado izquierdo -norte- de la puerta aunque, lamentablemente, como el anterior se encuentra parcialmente destruido presentando por ello tan sólo seis de las nueve cazoletas que lo componían y una séptima, tapada intencionadamente, quizás destinada a la función antes referida. Ligeramente mayor que el anterior debieron rondar sus dimensiones los 24x24 cm. de lado. "
Hasta aquí, los tableros de "alquerque de III" que conocemos hasta la fecha en la ciudad de Ávila. En cuanto a la cronología que podemos darles, tenemos que ser cautos y si bien la mayoría correspondería a finales de la Edad Media (siglos XIV-XV), otros podrían datarse algo más posteriores, siglos XVI-XVII, teniendo en cuenta sobre las piedras o lápidas que fueron grabados y que por lo menos nos llevan hasta esas fechas.
Nota.- Ilustran este comentario las siguientes fotos, de arriba hacia abajo: alquerque en la entrada, de la antigua parroquia de San Esteban; tablero de juego de la iglesia de Santiago; dos variantes del "alquerque de III" de la iglesia de San Pedro. Por último, uno de los tableros de juego de la iglesia de San Juan Bautista.