sábado, 17 de julio de 2010

NUEVOS TABLEROS DE "ALQUERQUE DE IX Y XII" DE MÉRIDA

Gracias a la información facilitada gentilmente por mi buen amigo y arqueólogo, Pablo Novoa Álvarez y las fotografías realizadas por su hijo, Pablo Rubén, hoy podemos hablar aquí de un nuevo tablero de juego de "alquerque de IX", que se encuentra grabado en un largo sillar rectangular, reutilizado en uno de los sillares de la pared exterior que se localiza al lado de una de las puertas de la conocida iglesia de Santa Eulalia de Mérida. Podemos ver como en el exterior de la figura cuadrangular más grande, tenemos una pequeña cazoleta, que serviría ( como es común en estos casos) para depositar las fichas de juego, logicamente cual estaba en su posición horizontal original Si se observa bien en el detalle del mismo, en la última fotografía, da la sensación que en una época estuvo cubierto por un enlucido y por lo cual tapada a la vista del público. No conocemos más información relacionada con este interesante pieza, que nos sirve, como no, para reafirmar la gran difusión que poseyó este juego desde la época romana hasta la medieval, aunque se conservan algunos que poseen una cronología posterior. En las tres fotografías que se pubican aquí, de la autoría como dije de Pablo Rubén Novoa, podemos apreciar mejor la ubicación y características especificas del mismo.
También localizado en Mérida podemos presentar aquí, un tablero de juego de "alquerque de XII", que pudimos documentar al leer y ver la fotografía que aquí reproducimos, del interesante artículo de Manuel Durán Fuentes, que lleva por título "Marcas y grafitos en las obras públicas romanas" presentado y publicado en el IV Congreso de las Obras Públicas en las ciudades romanas, celebrado en la ciudad de Lugo, en el 2008. Según el citado autor, nos dice textualmente, que el tablero en cuestión" se encuentra en " un desagüacero de una pila del puente de Mérida". Observando la imagen podemos ver que se encuentra grabado en una gran sillar granítico y posiblemente el mencionado sillar se ubica en su situación original, por lo cual, podemos decir, que el tablero de juego fue grabado en este lugar y sobre el mismo habrían jugado en una fase de funcionamiento de la estructura de la que forma parte. Quiero agradecer desde aquí, la información y la reproducción de la fotografía, al autor del citado trabajo de investigación.
Sería muy interesante el realizar una prospección visual por la zona, para verificar si pueden existir otras piedras que poseean otros tableros de juego.