viernes, 9 de diciembre de 2011

EL "ARQUERQUE DE IX" DE DIOMONDI (LUGO)

En la iglesia románica de San Paio de Diomondi, ayuntamiento de Saviñao (Lugo), en plena "Ribeira sacra", podemos apreciar un tablero de juego de "alquerque de IX", reutilizado en la construcción del citado edificio.
En concreto se encuentra grabado en un sillar granítico reutilizado en en la parte alta del ábside, debajo de la cornisa y debajo de un bello canecillo románico. Bien centrado en la piedra, la superficie de la misma se nota muy erosionado, por lo cual su estado de conservación es bastante malo.
Este ejemplar lo he localizado navegando por internet y llegando a una página de fotografías de arte, cuya autoría es de FreeCat, a quien agradezco la información e imagen.
Esta reutilización de un tablero de juego es bastante habitual en las iglesias románicas y menos en edificos religiosos barrocos. Su reutilización nos da una cronología relativa para poder datarlo.
En las iglesias románicas que poseen un origen banstante primitivo, el hecho que aparecezca utilizado en partes más tardías, nos indica su mayor antigüedad que la datación de la reforma realizada. Así, en algunos casos de templos de los siglos IX-X, es normnal verlos reutilizados en los períodos que abarcan los siglos XI al XIII.
En las iglesias barrocas, que aún conservan partes pertenecentes a una construcción anterior, en la mayoría de los casos en período medieval, podemos datar estas piezas reutilizadas en la mayoría de los casos en los siglos del esplendor u auge del románico, esto es, en los siglos XII y XIII.
Aparte del tema cronológico tenemos, como hemos apuntado en muchas ocasiones, la cuestión relativa a la posible simbología que pudieron transmitir esas piedra grabadas, en el momento que fueron reutilizadas, siendo colocadas en zonas bien visibles y teniendo en cuenta que el diseño que posee este tipo de tablero, en concreto el del "alquerque de IX", también conocido como "el triple recinto", nos puede estar hablando de un deseo consciente de transmitir un conocimiento determinado a las personas de la época.

2 comentarios:

FreeCat dijo...

Hola Hidalgo.
Agradecerte a ti y a Luis Leclere el haberme descubierto tantos ejemplos de alquerques que a mi me pasaron desapercibidos en las visitas a templos románicos.
La verdad es que el de Diomondi desconocía de su existencia, y subí la foto a Flckr para mostrársela a Luis. Me alegro de que ta haya servido para ilustrar este artículo.
Un saludo.

hidalgo dijo...

Gracias a ti por poner a disposición de las personas que nos interesa la cultura, algo que le es propio, le pertenece y aún así lo quiere hacer público, para disfrute.