viernes, 5 de octubre de 2007

OBJETIVOS DE ESTE BLOG


Durante muchos años, visitando yacimientos arqueológicos, asi como iglesias románicas y fortalezas medievales, me fui encontrando con una serie de grabados rupestres que presentaban diseños geométricos parecidos y que me hicieron ir , poco a poco, clasificando y estudiando los mismos para poder llegar a una cronología para ellos y definir su función. Unido esto, y al llegar a diferentes museos y observar piezas arqueológicas, de piedra o cerámica, que presentaban unos grabados parecidos a los que iba encontrando, hizo que pudiera establecer unos serie de paralelos inmediatos y poder identificar dichos grabados con unos diseños muy concretos, con tableros de juego, tanto de época roamana como medieval. En esta variadad de modelos, se podían catalogar los grabados que representaban figuras geométricas bien identificadas ( círculos, cuadrados, rectángulos,..) como otros, que nos venían definidos por series de cazoletas, combinación de motivos de líneas rectas y curvas,...todos ellos, logicamente realizados en superficie plana o ligeramnete inclinadas ( si están realizados sobre todo en la roca base del monte), por razones obvias.
Consultando bibliografía específica, ya pude, documentar los tableros de juegos más conocidos y estudiados, tanto romanos como medievales y ir poco a poco avanzando en un catálogo o inventario y continuo en ello hoy en día.
Desde aquí, quiero ofrecer al interesado a estos temas, los estudios y descubrimientos que voy realizando, siempre ilustrados con alguna imagen, que doy permiso de reproducir, siempre que se cite su procedencia.
Me gustaría que estas mismas personas u otras que por casualidad encuentran algún tablero de juego rupestre en sus viajes, se pusiera en contacto conmigo, para poder ampliar más el citado "corpus" que quiero que abarque toda la península ibérica, pero recogiendo paralelismos que puedan darse en todo el mundo.

Nota.- Ilustrando este comentario tenemos dos diseños del tablero de juego medieval, conocido como "alquerque de nueve". El primero al aire libre, localizado en una fortaleza medieval gallega, concretamente grabado en la roca base del castillo de "Monte Lobeira" (Vilagarcia de Arousa, Pontevedra). El segundo, lo tenemos en una construcción religiosa. Corresponde al que podemos observar en la actualidad en la bancada adosada a la parte interna de la fachada sur de la catedral de Ourense.